Si usted es un ávido coleccionista, o simplemente acaba de adquirir su primer “Rolex”, es importante conocer el mantenimiento y funcionamiento de estos instrumentos finamente afinados. Si bien estas máquinas son reconocidas por su durabilidad, los relojes Rolex necesitan atención y cuidados como un automóvil para que funcionen correctamente y a largo plazo (conservando su valor).

Aquí encontrará los mejores consejos para mantener el rendimiento de su reloj durante años, continúe leyendo para averiguar dónde no debe usar su Rolex y cómo cuidarlo de la mejor manera.

Lleve su Rolex a servicio cada cierto tiempo

Existen dos grandes cosas que se deben hacer cuando ha llegado la hora de llevar al servicio su Rolex; la primera que sea recurrente, se recomienda cada dos a cuatro años. La segunda, que el servicio lo realice un relojero experto en el tema. Incluso si usted no nota alguna falla en su máquina, debe de proporcionarle servicio regularmente, ya que la fricción dentro de los relojes causa desgaste. Acudir a tiempo al servicio de mantenimiento puede ser la diferencia entre retocar las piezas y necesitar reemplazarlas por completo.

Continúa en movimiento

Al igual que con un automóvil, los relojes están hechos para funcionar. Si se deja reposar demasiado tiempo, los aceites dentro de su Rolex pueden secarse y los movimientos pueden endurecerse. Si necesita guardar su reloj, manténgalo alejado de lugares calientes y secos, fuera de la luz solar directa. Es recomendable usar una caja de bobina durante ocho horas al día. Como con la mayoría de las cosas, todo con moderación:  si desea que su Rolex funcione con regularidad, la caja de cuerda no debe caminar durante todo el día.

Considere las restauraciones con cuidado

La decisión de restaurar un reloj depende directamente de cada propietario. Al llevar a revisión a su reloj, se le puede hacer un retoque en el acabado del brazalete y la caja. Para un Rolex de oro, se recomienda retocar el acabado un máximo de cinco veces en toda su vida, ya que cada retoque puede llevarse consigo partes del metal precioso. Para los relojes Rolex de acero, es menos importante seguir la regla de las cinco veces. Sin embargo, algunos puristas sostienen que incluso los relojes de acero deben conservar su acabado original.

Sea cuidadoso mientras lo usa

Los relojes Rolex están hechos de acero inoxidable de alta calidad y la mayoría tienen cristales de zafiro que son muy duraderos, pero no impermeables. Los cristales de zafiro no reaccionan muy bien con los pisos de cerámica, siendo una forma muy común de rayar la mica del reloj. Incluso es recomendable no utilizar su Rolex cuando juegue golf; el impacto del palo con la pelota causa vibraciones que pueden dañar el mecanismo de movimiento.

No se fíe del mecanismo “a prueba de agua”

Debe tener cuidado, incluso cuando se trata de la resistencia al agua de un Rolex. Tome en cuenta que esta medida se refiere a la presión, no a la profundidad. Es posible que pueda llegar a 100 m de profundidad, pero cuando salta al agua o se mueve nadando, puede crear más de 100 m de presión para el sistema del reloj. El agua es dañina para el interior de las máquinas. Si usted moja un reloj, este debe tratarse cómo si fuera un ataque al corazón; llévelo al relojero de inmediato.