Estos últimos dos años han sido complicados debido a la pandemia, pero este 2022 será distinto. ¿Cuál es la diferencia? La planeación de tu presupuesto empresarial. 

Por eso, te traemos cuatro puntos esenciales para organizar tus finanzas del próximo año.

Define un plan para tu empresa

Lo primero que necesitas es tener claros tus objetivos financieros del año, es decir, analizar los montos de ingresos, egresos y un fondo de emergencias, lo que ya es un avance en el desarrollo de tu plan. 

  1. Analiza tus históricos

Relacionado con el punto anterior, no solo se trata de revisar los costos de un año hacia atrás, sino que también es necesario analizar los reportes de todas las áreas, así podrás determinar tus gastos fijos, variables y destinar una parte para un fondo de emergencias. 

  1. Aborda todas las áreas de tu empresa 

Ahora que ya tienes la información de lo que gastas, también puedes determinar metas específicas por cada sector en tu empresa e identificar las áreas de oportunidad dentro de tu planeación, así como tomar acciones correctivas. 

  1. Agiliza procesos 

Finalmente, para acortar tiempos dentro de tu planeación, destina una parte de tu presupuesto para adquirir software o cualquier herramienta que te permita cumplir tus objetivos de una manera más eficiente, rápida y sencilla. 

Aprovecha que el año aún no termina y comienza tu planeación ahora mismo. Solicita un préstamo y acércate más fácilmente al cumplimiento de tus objetivos financieros.

La opción ideal es LQUID Luxury Liquidity, donde obtienes liquidez a través de tus activos de lujo y con completa discreción. 

Contáctanos en los siguientes canales:

Teléfono: 55 4122 7001

Sitio web | Facebook | Twitter | WhatsApp | Instagram | LinkedIn |

Las compañías se están enfrentando a diversos riesgos estratégicos y operacionales, como el retraso o la interrupción del suministro de materias primas; los cambios en la demanda de los clientes; el incremento de los costos; las reducciones logísticas que provocan retrasos en entregas; los problemas de protección de la salud y la seguridad de los empleados; la insuficiencia de mano de obra; las dificultades relacionadas con el comercio de importación y exportación etc.

Partiendo de un análisis de las principales prácticas empresariales, en materia de planificación de continuidad de negocios y gestión de emergencias, exponemos 3 recomendaciones para hacer frente a esta situación:

Planee su posicionamiento

Una vez pasada la emergencia, usted deberá volver a empezar, aunque la crisis ya no exista habrá que levantar pedidos y realizar de nuevo todas las operaciones de la empresa. Por eso es importante planear un posicionamiento y reconocimiento de su empresa.

Recuerde que el cliente necesita confianza, certidumbre y garantía.

Una empresa socialmente responsable

Recuerde siempre mostrar que es una empresa socialmente responsable y que vela por el bienestar de sus colaboradores. Muestre que sus trabajadores están preparados para cualquier contingencia y para manejar el producto frente a este tipo de situaciones. Siempre dé seguridad a sus clientes, tanto como empresa como con sus productos o servicios.

Agregue valor

Ahora se trata de la pandemia por coronavirus, pero recuerde que la entrega de valor siempre debe estar presente y evolucionando. ¿Cómo agregar valor en esta situación? Por ejemplo, añada protocolos o verificaciones que den seguridad de que su negocio está libre del virus. Si es un restaurante, deberá contar con la certificación que avale que su negocio tiene protocolos de limpieza y seguridad en el manejo de alimentos. 

Se trata, en suma, de resaltar sus fortalezas y las medidas que dotan de certidumbre a su clientes sobre su servicio o producto.