Existen empresas que son dirigidas por líderes prudentes que entienden que, después de haber operado un mercado por muchos años (10 o 15 años), llega el momento de cambiar el rumbo estratégico del negocio y dirigirlo preponderantemente a generar riqueza con menos riesgo, es decir, son empresas donde el líder cambia el rumbo estratégico, dando prioridad a generar más ingresos con menos riesgo. 

Para que esto suceda, es indispensable que el fundador tome consciencia de la necesidad, inherente al mundo de los negocios, de cambiar el rumbo de su pensamiento.

Por supuesto que, durante esta contingencia, hubo recortes en muchos rubros, pero recortar no significa no volver a invertir; se deben realizar inversiones inteligentes, en puntos de venta con menor costo fijo, optimizar el diseño de cara al cliente y mejorar la selección en el portafolio de productos, invertir en nuevos ejecutivos, nuevos gerentes, nuevos directores con nóminas fijas más bajas y beneficios variables es un camino a tomar. 

Para asegurar la continuidad de su negocio en épocas de incertidumbre, es importante generar riqueza con menor riesgo.

Es posible que algunos negocios arranquen lentamente conforme se disipa la contingencia, incluso es posible que no inicien con el mismo número de clientes, al menos durante una temporada. Es por eso que usted como empresario debe entablar contacto con otras empresas, si los empresarios no se ayudan entre ellos mismos, nadie más los ayudará.

De parte de Lquid Luxury Liquidity le dejamos algunos consejos para practicar en empresas de servicio:

  1. Defina un pequeño grupo que le ayude a organizar su empresa durante el periodo de contingencia.
  2. No pare lo que no se debe detener; atención a clientes, pago de nóminas, cobranza, pago de proveedores. Cosas que aún en “home office” o contingencia no sea imperativo detener.
  3. Asegure que en cada función clave exista un colaborador de reemplazo. Esto por si el titular presenta alguna situación delicada
  4. Asegure que sus clientes reciban comunicación, atención e ideas y toda la cercanía que su negocio pueda brindarles, recuerde que lo más importante es brindar seguridad.

Para asegurar la continuidad de su empresa, es de suma importancia tomar en cuenta los pasos mencionados, buscando balance entre su empresa, colaboradores y proveedores, planteando acuerdos que beneficien a todos y ayuden a alcanzar los objetivos. 

Las compañías se están enfrentando a diversos riesgos estratégicos y operacionales, como el retraso o la interrupción del suministro de materias primas; los cambios en la demanda de los clientes; el incremento de los costos; las reducciones logísticas que provocan retrasos en entregas; los problemas de protección de la salud y la seguridad de los empleados; la insuficiencia de mano de obra; las dificultades relacionadas con el comercio de importación y exportación etc.

Partiendo de un análisis de las principales prácticas empresariales, en materia de planificación de continuidad de negocios y gestión de emergencias, exponemos 3 recomendaciones para hacer frente a esta situación:

Planee su posicionamiento

Una vez pasada la emergencia, usted deberá volver a empezar, aunque la crisis ya no exista habrá que levantar pedidos y realizar de nuevo todas las operaciones de la empresa. Por eso es importante planear un posicionamiento y reconocimiento de su empresa.

Recuerde que el cliente necesita confianza, certidumbre y garantía.

Una empresa socialmente responsable

Recuerde siempre mostrar que es una empresa socialmente responsable y que vela por el bienestar de sus colaboradores. Muestre que sus trabajadores están preparados para cualquier contingencia y para manejar el producto frente a este tipo de situaciones. Siempre dé seguridad a sus clientes, tanto como empresa como con sus productos o servicios.

Agregue valor

Ahora se trata de la pandemia por coronavirus, pero recuerde que la entrega de valor siempre debe estar presente y evolucionando. ¿Cómo agregar valor en esta situación? Por ejemplo, añada protocolos o verificaciones que den seguridad de que su negocio está libre del virus. Si es un restaurante, deberá contar con la certificación que avale que su negocio tiene protocolos de limpieza y seguridad en el manejo de alimentos. 

Se trata, en suma, de resaltar sus fortalezas y las medidas que dotan de certidumbre a su clientes sobre su servicio o producto.

Si usted es dueño de una empresa, es importante que, ahora más que antes, mantenga la comunicación con sus colaboradores y los haga conscientes de la situación que la pandemia presenta.

Entendiendo esto, es relevante comprender que, al atravesar por una situación de crisis como la actual, cuando se trata de pagar sueldos, para muchos resulta mejor recibir un sueldo parcial durante algunas semanas, a recibir el sueldo completo un mes, y al siguiente mes ser despedido por falta de liquidez; sin embargo, si su caso es distinto y tiene las posibilidades de continuar con la operación de su empresa, le recomendamos continuar pagando la nómina completa hasta donde el flujo de dinero y las posibilidades se lo permitan.

Dicho lo anterior y dadas las circunstancias y la inmediatez de la situación, le hacemos cinco recomendaciones para manejar el pago de la nómina durante la contingencia:

  1. Prepare una reducción de sueldos parcial o lineal durante las siguientes semanas, por ejemplo, disminuir el 20% durante el mes de junio, y si la contingencia continua durante el siguiente mes, disminuir el 30%, y así sucesivamente.
  2. Usted podría acordar tener trabajo parcial con sus colaboradores, es decir, puede mandarlos a trabajos de 3 días y pagar lo correspondiente a los días laborados.
  3. En caso de ser necesario, debe mandar de vacaciones “forzadas” a algunos colaboradores, pagandoles parcialmente a quienes cuenten con días de vacaciones no usados, por ejemplo, podría mandar de vacaciones “forzadas” pagando el 85% de las vacaciones.
  4. No deje de pagar a sus proveedores o la cadena productiva en donde usted participa se verá afectada y provocará lo que se denomina un “juego de suma cero” donde nadie gana.

Manejar bien sus recursos en situaciones complicadas le ayudará a mantener la continuidad de su negocio y de paso el bienestar y continuidad de sus colaboradores.